• jueves, 25 de mayo de 2017.

Propiedades medicinales del chile

Aunque sus aspectos más notorios y apreciados tienen que ver con su uso como condimento, el chile posee además valores nutricionales y hasta medicinales, como lo habían señalado fray Bernardino de Sahagún y el médico español Francisco Hernández. Ahora sabemos que su principal sustancia, la que causa la sensación picante, la capsaicina, es útil para la circulación sanguínea, y de hecho se supone que puede ayudar a prevenir la formación de coágulos y el endurecimiento de las arterias, reduciendo la posibilidad de sufrir ataques cardíacos. Además, por ser ricos en vitaminas A y C, los chiles son útiles para prevenir problemas en la vista, mucosas, encías y dientes, como ya lo mencionaba de Sahagún al describir los remedios para la boca entre los mexicas.

 

“Para la enfermedad del dolor de las muelas será necesario buscar el gusano revoltón que se suele criar en el estiércol, molerse, juntando con ocozute, y ponello en las mexillas hacia la parte que está el dolor, y calentar un chile, y así caliente apretarlo con la misma muela que duele, y apretar un grano de sal en la propia muela, y punzar las encías y poner encima cierta yerba llamada tlalcacáhuatl. Y si esto no bastare, sacarse la muela y poner en el lugar vacío un poco de sal. [...] Para la enfermedad de la toba de los dientes y muelas será necesario para que no la tengamos lavarnos la dentadura con agua fría, y limpiarse con un paño y con carbón molido, y lavarse con sal; también lavarse o limpiarse con cierta raíz llamada tlatlauhcapatli, y mezclar la grana con chile y sal, y ponerse en los dientes [...] Y será bueno quitar la toba endurecida de los dientes con algún hierro, y luego ponerse un poco de alumbre molido, y grana, y sal, y chile”.  

Fray Bernardino de Sahagún.

 

Actualmente se elaboran algunos productos para el dolor muscular con extracto de chile que aprovechan las cualidades antinflamatorias de la capsaicina. Ésta es además un antioxidante que obstaculiza la reacción de los radicales libres que causan el envejecimiento, y de acuerdo con investigaciones recientes es posible que sea útil para destruir células cancerosas.

Por si no bastara con su sabor, el chile posee también importantes propiedades nutricionales. Baste señalar que posee un contenido tan alto de vitamina C que su valor nutrimental es superior al de los cítricos. El chile jalapeño, por ejemplo, tiene un gran contenido en potasio, vitaminas A y C, hierro, magnesio, entre otras sustancias. Contra lo que se cree, la ingesta de chile no produce úlceras o daños al estómago, al contrario, promueve la buena digestión pues aumenta la producción de saliva y jugos gástricos.

Si deseas consultar otras entradas asociadas a este tema semanal, haz clic en la etiqueta TS chile, en la barra inferior. 

Tomado de Enrique Vela, Arqueología Mexicana, Especial 32,  Los chiles de México. Catálogo visual.

Si desea adquirir un ejemplar